Recientemente Reynaldo Cruz fue invitado por la SABR (Sociedad de Investigaciones del Béisbol de EEUU) a un intercambio en varias ciudades de EEUU.

Le preguntamos por esta experiencia, pero sobre todo consultamos a este analista deportivo por las posibilidades de que, finalmente, jugadores cubanos jueguen en las Grandes Ligas de EEUU sin la obligación de romper con su país.

Nos explica que tanto las Grandes Ligas de EEUU como el INDER (Instituto de Deporte y Recreación de Cuba), desde hace años, están dispuestos a llegar a acuerdos para que jugadores cubanos compitan en EEUU mediante un contrato por el que una pequeña parte de sus fichas -como ya ocurre con otros países- llegaría al INDER para sostener el deporte de base en la Isla. Pero las leyes del bloqueo lo impiden: los jugadores están obligados a romper con Cuba y con el INDER, y no pueden dejar un solo centavo de impuestos en la Isla.

Por ello, como nos explica, si desean acceder a dicha competición profesional –y a sus elevados ingresos- deben salir ilegalmente de Cuba. De este modo, muchos acaban en redes de mafia, como los cárteles de los Zeta en México, quienes les facilitarán la llegada a EEUU, quedándose con un monto sustancial tras haber obligado a los jugadores a endeudarse fuertemente.

Esta situación es hoy denunciada no solo por Cuba, sino por las propias Grandes Ligas, que preferirían “pagarle una parte al Gobierno de Cuba que a los Zetas de México”, asegura Cruz.

Equipo de producción de Cubainformación TV (video y fotografías): Patricia Moncada, José Manzaneda, Karoly Emerson, Emerio Rodríguez. Edición: Javier Matabuena.

Equipo de producción de Cubainformación TV (video y fotografías): Patricia Moncada, José Manzaneda, Karoly Emerson, Emerio Rodríguez. Edición: Javier Matabuena.

Anuncios