La violencia de género, la prostitución, el turismo sexual y la trata de personas tienen un fuerte impacto negativo en el desarrollo de las naciones y en el ejercicio de los derechos de millones de seres humanos en el mundo, afirmó este lunes la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), Mariela Castro Espín.

Al inaugurarse en esta capital el II Simposio Internacional Berta Cáceres in Memoriam, dedicado a esas problemáticas, Castro Espín enfatizó en la importancia del trabajo articulado, del consenso teórico y de crear alianzas que permitan la toma de decisiones a Estados y Gobiernos en la definición, implementación y seguimiento de políticas públicas.

La violencia de género frena desarrollo de las naciones

Somos conscientes de que aún existen contradicciones en los enfoques y concepciones, así como también en los posicionamientos ideológicos que respaldan las políticas de atención a estos flagelos; sin embargo, en los últimos 30 años la comunidad internacional ha logrado aportar informaciones y referentes útiles para las acciones, dijo.

Al referirse a la trata de personas, la experta expresó que -a pesar de no ser confiables las estadísticas globales- sí hay coincidencia en que la mayoría de las víctimas son mujeres, niñas y niños de bajo nivel socioeconómico, con destino a países enriquecidos.

No a la violencia de géneroEste fenómeno, sumado al vacío legal, a la falta de respuesta pública que prima en diversas naciones, ha favorecido el posicionamiento de la trata de personas como el tercer negocio más rentable al crimen organizado, detrás de la venta de armas y el narcotráfico, precisó.

Ante tales situaciones, Castro Espín aludió a la importancia de eventos como este simposio para promover el debate científico sobre las causas, implicaciones y alternativas de soluciones y compromisos de cambio respecto a la prostitución, la trata de personas, el turismo sexual y la violencia de género.

El jefe de Asesoría Jurídica del Cenesex y uno de los coordinadores del evento, Manuel Vázquez, informó que a la cita prevista hasta el miércoles asisten académicos, investigadores y activistas sociales de Alemania, Suecia, Nicaragua, Guatemala, México, Ecuador, Estados Unidos y del país sede.

Berta Cáceres

El encuentro, que sesiona en el Centro Internacional de Salud La Pradera, lleva el nombre de Berta Cáceres por estar dedicado a la líder indígena hondureña, asesinada en marzo de 2016 y en reconocimiento a su activa labor en defensa de los pueblos y la protección del medio ambiente.

A la apertura asistieron además, Irene Rivera, viceministra de Educación; Myrta Kaulard, Coordinadora Residente del Sistema de Naciones Unidas en Cuba; y Marcia Ramirez, ministra de Familia, Adoslescencia y Niñez de Nicaragua.

Anuncios