Autoridades del Partido y el Gobierno en la capital acompañaron los procesos de evacuación y recuperación, a propósito de las intensas penetraciones del mar en el litoral norte occidental y fundamentalmente en el malecón habanero
Autor: Lissy Rodríguez Guerrero | internet@granma.cu
Autor: María Karla González Mir estudiante de Periodismo | internet@granma.cu
Autor: Rachel Rivero Acosta estudiante de Periodismo | internet@granma.cu
24 de enero de 2017 00:01:06

Foto: Jose M. Correa
Eran las cuatro de la tarde de este lunes cuando brigadas de la Cruz Roja y los bomberos acudieron a evacuar a Dominga Hernández García, de 97 años, en su hogar del vedado capitalino.
«Mi casa se llena mucho de agua. Yo vivo casi pegadito al mar. Han sido muy atentos conmigo, ¿sabe?, y he recibido muy buena atención aquí», dice desde la Casa del Abuelo del municipio de Plaza de la Revolución.
Junto a ella, Alfredo Barreto, de 75 años, confirma sentirse «muy bien con el cariño y la atención» que le han brindado allí los médicos del policlínico Héroes del Moncada, encargados del aseguramiento médico. «Había más personas evacuando que evacuados», asiente entre el agradecimiento y la picardía del cubano.
Mientras, con sus tres hijos «a cuestas», Yazmín Hernández cuenta que enseguida su vecina llamó por teléfono y la llevaron para el sitio donde se habían evacuado, hasta las ocho de la noche, un total de 29 vecinos.
Y muy cerca del hogar de ancianos donde encontramos a Dominga, Alfredo y Jazmín, estaban también las autoridades del Partido y el Gobierno en la capital, movilizadas tras las inundaciones en la costa norte occidental del país, sobre todo en las zonas bajas del Vedado y de Santa Ana, en la localidad de Santa Fe, municipio de Playa, así como en Centro Habana y La Habana Vieja.

Para Mercedes López Acea, miembro del Buró Político, primera secretaria del comité provincial del Partido en La Habana y vicepresidenta del Consejo de Estado, lo más importante es contribuir a que la recuperación se pueda hacer en el menor tiempo posible. «Agradecemos la solidaridad entre vecinos, permanente siempre que hay un evento de este tipo», dijo.
Mientras, Reynaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular (APPP) en la capital, expresó que todo estaba asegurado en función de que a la población le lleguen los servicios a partir de que bajen las inundaciones.
SALVAGUARDAR(NOS), TAREA DE TODOS
Pareciera que nada escapa de las manos de los hombres y mujeres que conducen la adopción de medidas para la protección de la población, y el resguardo de sus bienes y los del Estado. Jair Morales Rodríguez, primer secretario del Partido en el municipio de Plaza de la Revolución, es uno de ellos.
«Desde el viernes se vienen tomando un grupo de medidas en cuanto a la limpieza de los tragantes, las sustitución de las líneas, la recogida de desechos sólidos y de los residuos de la construcción, y el aviso a los ciudadanos para que adoptaran medidas de seguridad».
En el caso de los objetivos económicos, en todos los centros comerciales, los servicentros, las tiendas y los hoteles se aplicaron los planes de medidas que tienen para el enfrentamiento a este tipo de situación. A partir de las once de la mañana, se comenzó a promover la evacuación a lugares más altos, afirmó.
Llama la atención que los niveles de penetración registrados ayer fueron superiores con respecto a enero del año anterior, sostuvo Morales Rodríguez, y desde el 2004 el mar no alcanzaba los lugares donde hoy ha llegado.
«En este momento estamos salvando vidas», apunta a lo esencial, y comenta que se montó un «puesto de dirección donde las personas saben que pueden acudir y se encuentran todas las fuerzas del Minint. Lo fundamental es tener mucha precaución, tranquilidad, confianza en la Revolución y disciplina».
El mayor Fabián Rodríguez Molina, jefe del Departamento Nacional de Rescate y Salvamento del Cuerpo de Bomberos, señaló que se prestaban servicios en todas las zonas afectadas. «No han existido lesionados. Todos los recursos con que hasta el momento cuenta el Estado están en función en los lugares de evacuación. Los grupos de rescate continúan trabajando y mantenemos la comunicación con ellos para cualquier información».
Por su parte, Nilda Roque Menéndez, directora municipal de Salud del municipio, explicó que se ha garantizado la asistencia médica de toda la población.
La directiva agregó que se tienen previstas cinco camas del hogar materno, por si existe la necesidad de trasladar alguna embarazada que esté en la zona de penetración y su estadía. Los consultorios médicos de la familia están habilitados y casi todos poseen a su médico y a un personal de enfermería.
Una de las medidas fundamentales que debe tomar la población es hervir el agua, puntualizó.
Abel Camejo Peñalver, vicepresidente de la APPP, comentó que tanto la defensa civil como todas las instituciones y organismos de la provincia se han movilizado en función de minimizar los daños, al tiempo que esclareció las medidas fundamentales en la etapa de recuperación. «Están todos los organismos dispuestos, los compañeros de recursos hidráulicos, saneamiento básico, comunales… y todo el equipamiento necesario para una vez que se retire el mar tratar de reducir las afectaciones».
Organizar la limpieza de las áreas, viviendas, cisternas; restablecer el sistema eléctrico a la población y los servicios básicos; extraer el agua de los sótanos inundados, y continuar brindando servicios a la población, constituyen otras de las acciones de esta etapa, concluyó.

Anuncios