El futbolista peruano Juan Cominges fue recibido este lunes en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, por su presidenta Kenia Serrano, así como por autoridades y glorias del deporte cubano.

Cominges, de 33 años de edad, se convirtió en noticia el pasado 27 de noviembre de 2016, cuando tras anotar un gol de penal con su equipo, Cienciano del Cusco, corrió a una esquina del estadio Garcilaso de la Vega, y homenajeó al líder histórico de la Revolución Cubana, Fidel Castro, desaparecido físicamente dos días antes.

“Hasta la victoria siempre, Fidel” decía el polo (pullover) blanco que lució el futbolista en el estadio del Cusco, donde los aplausos no tardaron en llegar y no solo por el gol, sino por la dedicatoria.

En diálogo con periodistas, invitados y glorias del deporte cubano, en especial del fútbol, Comingez relató la historia de la camiseta en homenaje a Fidel.

“Era el último juego del Campeonato y yo tenía la sensación de que iba anotar un gol, tenía hasta la seguridad de que sería de penal, en el vestuario por la importancia del juego nos dejaron una camiseta que rezaba “Que hay imposible para Dios” y yo que no soy muy creyente le di vuelta y escribí esto “Hasta la victoria siempre”, Fidel, dijo, Comingez.

Este lunes en el ICAP, y ante la presencia del héroe de la República de Cuba y vicepresidente de esa institución, Fernando Gonzáles, el jugador sudamericano hizo entrega al recordista mundial de salto de altura, Javier Sotomayor, de la camiseta que lució para toda a la afición del Cusco, en homenaje al Comandante en jefe de la Revolución Cubana.

“Fue mi reconocimiento a un líder, a un hombre al cual considero el más importante de los últimos 100 años, que me ha inspirado mucho, y sin conocerlo le agradezco lo que ha generado en mí” concluyó.

Anuncios