2017-03-07 06:34:50 / web@radiorebelde.icrt.cu / Isel Quintana Freyre

Beatriz López Cervantes, integrante del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba. Foto: Alexis Cairo

En el trayecto de mi vida como profesional en el Periodismo, el oficio me ha demostrado que nunca una entrevista puede ser menos importante que otras, debemos encontrar la noticia en los lugares menos pensados y descubrir esa historia de vida en la persona que a la vista no resalta.

Esa lección la aprendí con Beatriz López Cervantes, una joven graduada hace un año de la carrera de Medicina de la Facultad Manuel Fajardo en el municipio habanero de Plaza de la Revolución, y por cuestiones de amor decidió empezar su vida matrimonial en el país natal de su esposo, Colombia.

La conocí cuando desde el 4 de marzo arribó a La Habana con una delegación de 17 miembros del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba, con la misión de agradecer el respaldo ofrecido por el Gobierno Cubano en apoyo al Proceso de Paz en su nueva nación.

Justo el día del 90 aniversario del natalicio del escritor colombiano y amigo de Cuba, Gabriel García Márquez, conocido mundialmente como el Gabo, se reunieron en la sede habanera del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos para expresar su sentimiento y agradecer el gesto incondicional del pueblo y gobierno cubanos con su causa.

Sentada a mi lado, le comunico a Beatriz mi interés de entrevistarla y es cuando me confiesa que es cubana pero que vive hace años en Colombia. “Yo por una cuestión u otra siempre he tenido que ver con Colombia pues cuestiones familiares y me casé con un colombiano, un médico que vivió 14 años en Cuba. Nos conocimos acá y me fui con él. Y casualmente la familia siempre estaba vinculada con el proceso de solidaridad con Cuba, en este movimiento de los pueblos con Fidel y yo me dije: que más a que apoyar a mi país estando en uno extranjero.”

“Desde ese momento estoy participando con ellos en las actividades que se hacen en Colombia, en la Embajada y en otros organismo como el Partido Comunista de Colombia.”

Beatriz López Cervantes nos refiere que hace siete meses es integrante del Movimiento pero que “ha sido una experiencia mutua porque ellos me han enseñado a mí como yo también les he transmitido qué es Cuba. Porque muchos no saben, por lo que hablan, por los prejuicios que tienen de la prensa, pero en realidad no han vivido que es Cuba, y entonces yo se los transmito.”

“Recientemente creamos una federación que se llama Fe de ELAM, que son los egresados de la Escuela Latinoamericana de Medicina de Cuba, donde tenemos un proyecto en Colombia donde brindamos atención médica a localidades que la necesiten, que no tengan posibilidades económicas, o sea, localidades muy pobres y le brindamos servicios médicos gratis, con la ayuda de la Embajada y de los Alcaldes de cada región.”

Ante la pregunta de cómo ha sido su experiencia de aceptación en transmitir la realidad de nuestro país siendo cubana…ella nos contesta que “ha sido muy dura. Yo cuando vivía aquí decía que quería viajar, ver otros lugares, quizás motivada por las cosas capitalistas que no tenemos en Cuba pero cuando llegas a un país comienza la curiosidad de comparar y te das cuenta de lo valioso que tienes y lo valioso que es conservar la Cuba que es ahora. Por mucho que hablen los jóvenes y que interioricen, y que autodestruyan su misma idiosincrasia, te das cuenta que es un error.”

“Me ha tocado muy duro pues he visto mucho sufrimiento, he trabajado en hospitales en Colombia donde las personas se mueren, se quedan tiradas en el suelo y eso no le interesa a nadie. Y te comparto una experiencia personal, ante esa situación mi esposo me decía -No te metas-. Estuvimos trabajando en Cáliz, trasladando pacientes de un hospital a otro, trabajando con una empresa privada, y nos tocó ir a un hospital público con un paciente que se nos estaba muriendo con un paro respiratorio, lo teníamos en la ambulancia y ningún médico salía a salvarlo, como no tenían cama no se podía ingresar. Y en ese momento se me subió mi espíritu de cubana en discutir y tratar de salvar a esa persona, y mi esposo me alertó de que no estamos en Cuba, que me pueden demandar, no pueden darme trabajo y me puedo buscar un problema…y entonces me tocó duro pues aquí no es así.”

“He sabido sobrellevar la situación y no imponer mi criterio y que lo vean de otra manera. Todos somos diferentes y pensamos diferente pero una tiene que tratar de manejar un poco la mentalidad de las personas para hacerles creer muchas cosas.”

No podía terminar la entrevista sin preguntar cómo vivió ese momento difícil de la desaparición física de Fidel Castro Ruz, nuestro líder, estando fuera de Cuba. “Estaba en Colombia cuando me enteré, fue muy triste porque mi familia toda es Fidelista, a pesar de que existan cuestiones que no estemos de acuerdo pero eso pasa. Me llamaron a las 6:30 a.m. y no lo podía creer. Es muy triste en un país extranjero despertarte con semejante noticia y yo acostumbrada a vivir los 1ro de Mayo y los 1ro de Enero, las banderas cubanas puestas en todos los portales y que de un momento a otro todo se transformó; fue un golpe muy duro y muy triste… Pues estamos aquí para levantar la voz donde quiera que estemos, independientemente de que vivamos bien o tengamos nuestras comodidades, siempre defenderé a Cuba pues nos queremos morir aquí en mi tierra.”

Anuncios