Tomado del Periódico Tribuna de la Habana
12 de marzo de 2017
Por Margarita Barrios

¨ Llegamos a la intercepción de M y 21 y atravesamos el auto en la calle según lo proyectado. Nos bajamos con las armas en las manos y veíamos a los otros en sus posiciones.¨ recuerda Julio García Oliveras, participante en la toma de Radio Reloj el 13 de marzo de 1957.
¨ El trayecto se realizó por la vía acordada sin ningún tropiezo. Éramos 17 hombres armados en tres carros, en el segundo viajaba José Antonio y yo iba en el último ¨ explico en entrevista concedida a esta reportera.
¨Sintonizamos la emisora. A las 3 y 22 comenzaron a radiarse las noticias preparadas por nosotros y esperábamos ansiosos la alocución del Presidente de la FEU, hasta que al fin llegó su voz cargada de emoción. Contaba los minutos vigilando con preocupación la posible irrupción de la policía. Súbitamente la transmisión se interrumpió, el tiempo pasaba y José Antonio y sus acompañantes no bajaban. NO tenía explicación y para lo que ocurría y mi inquietud aumentaba ante la posible llegada del enemigo. Minutos después de las 3 y 31 salieron a la calle.¨
García Oliveras interrumpe la narración. Se sumerge en los recuerdos y asegura ¨ Para nosotros la etapa más riesgosa era la toma de Radio Reloj, donde deberíamos permanece unos 20 minutos, ya que tanto la travesía hacia la Universidad. relativamente corta, y la estancia allí, las considerábamos mucho más seguras. Y no fue así….¨
La emoción le embraga cuando recuerda los últimos momentos de José Antonio, las peripecias para llegar a la colina y el fracaso final de la acción.
Sobre la motivación para realizar el asalto Oliveras respondió ¨¨Luego de la carta de México que unió para siempre al Movimiento 26 de Julio y la Federación Estudiantil Universitaria FEU debíamos hacer algo. Con la cantidad de armas que teníamos no era posible desplegar un gran movimiento en la capital donde se concentran las mayores fuerzas de la dictadura n o menos de 30 000 hombres, tenía que ser un golpe decisivo y rápido. ¨
¨ La decisión fue realizar una acción comandada para ejecutar al dictador Fulgencio Batista en el Palacio Presidencial. apoyada por una segunda operación, la toma de la emisora. que aseguraría el cumplimiento del objetivo. Debía culminar con el llamamiento al pueblo por José Antonio Echeverría, como secretario general del Directorio y presidente de la FEU, bien conocido ya y respetado como dirigente revolucionario, para después pasar a una huelga general.
Julio García Oliveras sobre los motivos de la selección de Radio reloj expuso ¨ por su carácter de trabajo continuo , que nos aseguraba un e estudio fijo a donde dirigirnos en segundo lugar su cercanía a la Universidad ,donde se ubicaría el puesto de mando del Movimiento ,pero nadie nos advirtió que la señal podía ser cortada en la subestación de Televilla , como ocurrió a manos de un canalla del enemigo. Nonos habría sido difícil ocupar el sitio y garantizar así la transmisión.
Cuando le pido una valoración a través del tiempo del significado de aquel 13 de marzo , busco un libro y me leyó lo que escribió sobre los hechos el entonces Historiador de la Ciudad Emilio Roig Leuchenring ¨ He sido testigo la Habana de la hazaña más fieramente audaz de todas nuestras luchas por la libertad , el asalto a la defendidisima fortaleza que era el Palacio Presidencial. ¨¨

Anuncios