2017-03-25 07:05:10 / web@radiorebelde.icrt.cu / Angélica Paredes López

El joven Ingeniero en Telecomunicaciones Dalexi González Madruga se convirtió en una pieza clave en la estrategia de los enemigos de la Revolución cubana, con el propósito de conformar redes informáticas ilegales, que no pudieran ser detectadas por las autoridades de la Isla.

Dalexi rememora el día que tocó a su puerta Robert Guerra, Agente de los Servicios Especiales de Estados Unidos para la guerra cibernética.

“Tocó a la puerta a través de otra persona conocida y se acerca proponiendo cosas aparentemente inofensivas, como intercambio de discos, programas, y así va avanzando poco a poco”, relata Dalexi en diálogo con Radio Rebelde.

Subraya que “lo hace con un perfil de navegar en Internet anónimamente, sin ser detectado”.

Pero, desde el primer momento, Dalexi tuvo percepción del riesgo. Sabía que la organización de este tipo de redes clandestinas de transmisión de datos, empleando la más moderna tecnología digital, pretende encubrir la subversión que desarrollan contra Cuba las Agencias Norteamericanas de Inteligencia.

“Estaban buscando instalar redes de conexión clandestinas, y me percaté no solo del riesgo que corría yo como persona, sino el riesgo para la población, para el país, si un plan de este tipo se llegara a efectuar”, advierte.

En opinión de Dalexi González Madruga, “no es casual que los métodos subversivos utilizados por los servicios secretos estadounidenses para tratar de desestabilizar a la Isla, ahora con el uso de las nuevas tecnologías de la información, las redes sociales e Internet, apunten precisamente hacia los más jóvenes”.

Pudo ganar miles de dólares por el montaje de esa red de espionaje, pero optó por el camino de impedir que se concretara este plan de guerra cibernética contra su país.

“Pienso que fue una decisión que debemos tomar todos, todo el que se sienta cubano, y todo el que se sienta patriota de un país cualquiera”, asegura el joven Ingeniero.

Las redes clandestinas y las conexiones ilegales a Internet son parte de un plan subversivo contra Cuba que ya la Agencia Central de Inteligencia ha aplicado en otras naciones del mundo.

Cuba tiene todo el derecho a defenderse de las agresiones subversivas alentadas por los servicios de inteligencia de Estados Unidos. La propuesta de crear una red informática ilegal es violatoria de todas las leyes internacionales que regulan el uso de las telecomunicaciones.

En el año 2011 el joven Dalexi González Madruga llenó de orgullo a su pueblo cuando se dio a conocer su identidad como el Agente Raúl de los Órganos de la Seguridad del Estado.

Anuncios