Abel Prieto Jiménez, Ministro cubano de Cultura, destacó en Camagüey la importancia de la juventud en la celebración de la XXVII Feria Internacional del Libro Cuba 2017, que tiene como escenario a esa oriental provincia hasta el venidero 9 de abril.

Sería inconcebible la Feria del Libro sin la presencia de los jóvenes".

En el contexto del gran acontecimiento literario y durante el homenaje a tres prestigiosos intelectuales cubanos, los doctores en ciencias Luis Álvarez Álvarez, Olga García Yero y Mildred de la Torre Molina, el titular dijo al periódico Juventud Rebelde que en un evento de este tipo tienen prioridad los menores de edad.

Argumentó que “en la situación contemporánea; las nuevas tecnologías que facilitan la búsqueda de conocimientos, en alguna medida por su afán de síntesis, tienden a distanciar a los más jóvenes de la lectura”.

El también profesor, escritor y político aseveró, además, que la feria “para el futuro inmediato y más lejano tiene que concentrarse en ofrecer una oferta atractiva destinada a este grupo etario, que es el que recibe con más fuerza el impacto de los nuevos símbolos de ese mundo contemporáneo y porque está más desamparado frente a este”.

Recalcó Prieto Jiménez que las nuevas generaciones necesitan asirse a la cultura auténtica como una forma de orientarse dentro del torbellino de lo audiovisual.

“Utilizar las potencialidades creativas, humanas y tecnológicas en función de la promoción de la lectura, de conocer los autores, de acercar a ese público a la poesía y a determinados títulos imprescindibles urge en los nuevos escenarios”, aseguró.

Acentuó que hay que agotar todas las posibilidades y los mecanismos creativos posibles e imaginables para acercarlos a la cultura de valores, precisa JR.

Adelantó que para alcanzar este propósito se prepara, entre otras acciones, “un novedoso programa de televisión semanal con la Compañía de Teatro Infantil La Colmenita, con Carlos Alberto Cremata como director general, que busca precisamente acercar a los más pequeños y a la familia cubana, a una cultura atractiva y auténtica”.

“Se pueden hacer maravillas si se consolidan alianzas con la vanguardia artística cubana, y con el talento novel de la Asociación Hermanos Saiz (AHS), quienes tienen claridad acerca del papel que deben desempeñar ante la avalancha seudocultural”, agregó el intelectual.

Si bajamos la guardia, nos colonizan", alertó.

“La batalla cultural -insistió- es en todos los escenarios, pero principalmente en la redes sociales, las cuales se han convertido en espacios de discusión”, valoró.

Anuncios