Una ofrenda floral del general de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros encabezo este jueves en la Habana, Santiago de Cuba y Las Tunas la ceremonia de honores militares funerales de los oficiales fallecidos en el accidente aéreo del pasado 29 de abril.
En la funeraria habanera de Calzada y K fueron expuestas las cenizas del teniente coronel Leonardo Pérez Oliva ,los mayores Fidel Hernández Martínez , Rafael Torres Murguercia , Arturo Fonseca Pérez , y los tenientes Miguel Borrero Sánchez y Yuliesky Quezada Valera , donde familiares , vecinos ,compañeros de trabajo , oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias FAR y del Ministerio del Interior MININT realizaron guardias de honor.
Las honras fúnebres del subteniente Rubén Lorenzo Martínez y el segundo suboficial Yunieski Ramírez Acosta, se realizaron simultáneamente en Santiago de Cuba y las Tunas, sus provincias de origen.
Ofrendas florales del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias MINFAR y de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana ACRC fueron enviadas al homenaje a los oficiales y suboficiales caídos durante el cumplimiento de una honrosa misión de interés para la defensa, al impactarse la aeronave que tripulaban contra una montaña de la Sierra del Rosario en el municipio de Candelaria, provincia de Artemisa.
El General de cuerpo de ejército Leopoldo Cintras Frías, ministro de las FAR, junto a jefes de esa institución armada y del MININT presidieron el sepelio efectuado en el Panteón de las FAR en la necrópolis de Colon, donde fueron depositadas las cenizas de seis de los oficiales caídos.
El coronel Salustiano Ruiz del Real, segundo Jefe de la Fuerza Aérea Revolucionaria en las palabras de despedida de duelo destaco la entrega incondicional de los fallecidos a la Patria, la consagración a las tareas de la Defensa y la economía, el apego a los principios revolucionarios, el amor y respeto a la familia, amigos y compañeros, eras virtudes que los hacen acreedores de la condición de seguidores de Fidel y Raúl.
Entre los siete oficiales y el suboficial que conformaban la tripulación había compañeros que acumulaban una gran experiencia como instructores de vuelo , con una trayectoria ejemplar en su servicio militar , que incluía el cumplimiento de misiones internacionalistas , razones por las cuales fueron condecorados reiteradamente por las FAR y el Consejo de Estado.

Anuncios