El llamado a los pacifistas, antibelicistas y personas honestas de todo el mundo para continuar reclamando a Estados Unidos la devolución al pueblo cubano del territorio ilegalmente ocupado por la base naval de Guantánamo, y el cese del bloqueo económico, comercial y financiero contra la isla, resalta en la declaración final del V Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras.

El documento también demanda el cierre del resto de los enclaves militares foráneos en todo el planeta, así como el retiro inmediato de las tropas de ocupación extranjeras de los países en que están desplegadas.

Asimismo, convoca a denunciar la agresión e injerencia económica, política y militar del imperialismo yanqui y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) contra numerosos países, y alerta a los pueblos sobre los peligros de una nueva guerra mundial que pondría en peligro la existencia humana.

Teniendo en cuenta ese contexto, es importante divulgar el contenido de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, y fortalecer la lucha contra el terrorismo, fenómeno creado y alimentado por las grandes potencias para destruir a los pueblos que no se doblegan ante él.

También se pide mantener la denuncia de las acciones intervencionistas del imperialismo y la oligarquía contrarrevolucionaria en Venezuela para acabar con la Revolución Bolivariana, hecho que representa una amenaza a la paz regional.

Los 217 delegados en representación de 32 países, que asisten al V Seminario Internacional por la Paz y la Abolición de las Bases Militares Extranjeras, en la provincia de Guantánamo, rindieron homenaje este sábado a Mariana Grajales en la plaza que lleva su nombre en ese territorio.

Fuente: Granma.

Anuncios