Tomado de Radio Moron

Es impresionante como en las calles de Lima y entre amigos peruanos se recuerdan los gestos solidarios del pueblo cubano y de sus médicos hacia esta nación andina, cuando fue azotada el 31 de mayo de 1970 por un terremoto que estremeció casi todo el territorio nacional, y causó la muerte a más de 700 mil personas.

Igual en la memoria de los que peinan canas y de los más jóvenes se percibe a flor de piel el agradecimiento eterno por el apoyo brindado por una misión de galenos de la isla caribeña, luego que otro sismo castigara en agosto de 2007 a la sureña región de Ica, y este 2017 las labores epidemiológicas tras las intensas lluvias.

No podemos olvidar nunca que fue el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, uno de los primeros en brindar su sangre, para las víctimas del desastre natural de 1970, y las más de 100 mil donaciones que hicieron sus compatriotas, coinciden en reiterar ciudadanos de a pie de este Estado sudamericano.

Rememoran que entonces Perú y Cuba ni siquiera tenían relaciones diplomáticas, sin embargo fueron enviados profesionales de la medicina desde la mayor de las Antillas para socorrer a los afectados, en medio de la devastación causada por ese violento movimiento telúrico.

Anuncios