2018-06-13 08:16:45 / web@radiorebelde.icrt.cu

Mercedes Vázquez (I), directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), y Adis Sánchez (D), jefa del departamento de Asesoría Legal del IACC, durante su intervención en la conferencia de prensa de directivos de esa entidad, en la sede de la Corporación de la Aviación Cubana S.A., en La Habana, el 12 de junio de 2018. Foto: Abel Padrón
Mercedes Vázquez (I), directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba (IACC), y Adis Sánchez (D), jefa del departamento de Asesoría Legal del IACC, durante su intervención en la conferencia de prensa de directivos de esa entidad, en la sede de la Corporación de la Aviación Cubana S.A., en La Habana, el 12 de junio de 2018. Foto: Abel Padrón
Cuba continúa la investigación para conocer las causas del accidente del Boeing 737-200, aeronave contratada por Cubana de Aviación y que se precipitara a tierra en el momento de su despegue el pasado 18 de mayo.

Refiere el periódico Granma que en información brindada a la prensa por funcionarios del Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba, se conoció que se realizan los trabajos de recuperación de datos de las cajas negras trasladadas a Estados Unidos.

Esto, junto con otras pruebas como la modelación del vuelo en el terreno y el estudio de partes de la aeronave, determinarán los factores contribuyentes, así como la recomendación de medidas de seguridad operacional apropiadas, dirigidas a evitar los peligros o eliminar deficiencias para prevenir la ocurrencia de otros accidentes e incidentes de aviación.

La imputación de responsabilidades en materia laboral, administrativa o penal, se llevará a cabo en correspondencia con lo establecido por las legislaciones vigentes y los resultados de la investigación, explicó Mercedes Vázquez González, directora de Transporte Aéreo y Relaciones Internacionales del Instituto de la Aeronáutica Civil de Cuba.

El descifraje de las cajas negras se realiza de común acuerdo entre todas las partes involucradas en el accidente: Cuba, México y Estados Unidos, puntualizó Vázquez González, y recalcó que este proceso se lleva a cabo en Estados Unidos por ser el país de construcción y diseño de la aeronave, además de contar con las condiciones para ello.

Sin embargo, el resto de la investigación se realiza en Cuba sin inconvenientes. «Si en algún momento existiera la necesidad de someter a otras pruebas, existe la posibilidad y disposición de todas las partes de trasladarlos a los países involucrados», agregó.

Más detalles en el siguiente video de Cubadebate:

Anuncios