Un e-mail viene a presentar el debut en mi adorado blog de Adriana Zamora García, una periodista visiblemente frustrada que ha recorrido medio mundo en busca de una casa.

Adrianita, quien trabajó desde graduada en el Ministerio de Cultura, tenía exclusivamente aspiraciones de comprar una vivienda, solicitando con urgencia a este organismo que se le diera la posibilidad de adquirir una. Adriana nunca tuvo respuestas.

Pero como toda chica desesperadita, no dudó un segundo en contactar con los bandidos de la Hight Society Opositora. Y así fue como conoció a los periodistuchos de 14 y Medio, quienes le dieron una formal y sobria bienvenida en sus redes sociales. Sin percibir grandes posibilidades con Yoani y su maridito, desapareció de sus vidas y fue a parar apresuradamente a las oficinas de Diario de Cuba. Hoy es una de sus colaboradoras, y sigue queriendo una casa.

La vida de Adriana se trastornó repentinamente tras sostener fuertes discusiones con su madre, Maritza García Alonso, quien ha desaprobado una y otra vez su vínculo con la oposición, afectando también el clima familiar. De ahí la urgencia de salir del lado de su mamita.

Tampoco el haber empezado una relación con el joven Ernesto Carralero Burgos le ha frenado sus fuertes ganas. La nena parece mantenerse firme y utilizará todos los medios posibles para lograrlo. Aunque Ailer González, la mujercita de Rodiles, puede darle la pista de cómo puede hacerse de un lujoso apartamento con el dinero del contribuyente americano.

Publicado por Teo Pererira 

Anuncios